jueves, 15 de marzo de 2012

¡OH! MIS FALLAS DE VALENCIA

El que a Valencia no ha ido
a las Fallas en San José visitar,
nunca sabrá lo que son fiestas
pero fiestas de verdad.

Yo, que he visto tantos festejos
por tan diversos lugares,
la conclusión que saque fue:
que no hay conmemoraciones
que a estas se le comparen.

Con sus calles y esas plazas
llenas con la desbordante alegría,
de un pueblo que hace del arte
su vivir día tras día,
para demostrar al visitante
lo que para algunos
imposible parecía.

Nadie en el Mundo podrá ver
aunque todos los países el visite,
unos monumentos de cartón
con figuras que de crítica se visten,
denunciando con sátira las acciones
de aquellos que de la fama ellos viven.

O el fervor de ese pueblo milenario
que rindiendo homenaje a su Patrona,
le dejan en una ofrenda de variadas flores
lo más sentimental de su persona,
esas lagrimas que brotan de sus ojos
al postrarse ante la Cheperudeta Virgen
a la que tanto adoran.

Valencia ciudad del Turia y
mediterráneo vergel marinero,
donde la pólvora es;
la amante del mar y el fuego,
con tus fallas que al arder
llevan las almas de tus visitantes
cómo en un viaje hasta el cielo.

joanmoypra/marzo/2012

2 comentarios:

  1. Me ha encantado tu poema. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ludmila por
    dejarme tus palabras,
    en este mi humilde portal
    donde plasmo sensaciones
    que a veces me salen del alma;
    para amigos que como tu
    de tarde en tarde se pasan.

    Un abrazo
    joanmoypra

    ResponderEliminar